06 octubre 2009

"Sé el cambio que quieres ver en el mundo"


Una instantánea de la situación mundial actual nos muestra una realidad de profundos desequilibrios:

- Consumimos el 120% de lo que la Tierra produce.

- Las 220 personas más ricas del mundo acumulan más dinero que el 50% de la población mas pobre ... mientras 1.800 millones de personas viven con menos de un dólar al día.

- Entre el 10 y el 30% de las especies de mamíferos, aves, y anfibios están actualmente amenazadas de extinción.

- 1.100 millones de personas carecen de acceso al agua, y más de 2.600 millones no tienen acceso al saneamiento adecuado.

- Con la producción agrícola mundial se podrían alimentar a 12.000 millones de personas, pero tiramos entre el 10% y el 40% del alimento que producimos.

- En el año 003 las ayudas al desarrollo a los 122 países más pobres fueron de 54.000 millones de dólares, en cambio en concepto de deuda externa estos países transfirieron 436.000 millones de dólares.

- 61 países (38%) de la población mundial carece de medios informativos libres.

- Internet, pese a su geométrica expansión, sólo está disponible para un 17% de la humanidad.

- Mientras diariamente se invierte en armas 3.000 millones de dólares, 60.000 personas mueren de hambre.

A lo largo de toda su historia el ser humano ha actuado y establecido relaciones con su entorno. En el siglo XX esta relación ha desembocado en una situación de crisis planetaria que está poniendo en peligro nuestra supervivencia. [...]

¡¿ y qué?!
Parece ser que a la inmensa mayoría de la población mundial que vive en países ricos les da igual.

¿A nosotros no nos afecta verdad? Vamos al banco y tenemos dinero, vamos al supermercado y tenemos comida barata y en buen estado, vamos a los hospitales y disponemos de un servicio sanitario gratuito y unos médicos que nos atienden, tenemos un hogar, tenemos familia, y lo que es más importante, abrimos el grifo y sale agua.

¿y?

Encima salimos a la calle y todo son pitidos de los coches, la gente gritando y la calle llena de basura y suciedad.
¡Pero nos da igual!

Vivimos en una sociedad capitalista y egocentrista. Ante todo va el "yo" y después el "yo", siempre yo y todo yo. ¿ y los demás? ¡Los demás que se apañen!

Por favor, seamos racionales. Si tan egoístas somos, ¿por qué no cuidamos lo que nos mantiene vivos?
nuestro entorno.

No, aunque parezca mentira no vivimos solos, vivimos en sociedad, vivimos en un ecosistema, formado por animales y plantas. Pero somos tan sumamente tontos que no nos damos cuenta que con tanto egoísmo y egocentrismo nos estamos destruyendo a nosotros mismos.

Dejémonos de pamplinas de una vez y seamos coherentes.
Hablar es fácil y ante los ojos de los demás queda muy bonito, pero ahora es hora de actuar.

No es el medio ambiente, somos el medio ambiente.

Todavía estamos a tiempo, todavía podemos ser parte de la solución.
Depende de ti, depende de todos.

Y como dijo Gandhi, "Sé el cambio que quieres para el mundo"

1 comentario:

Vicky Herreras dijo...

Muchas gracias Arturo por seguir encendiendo la luz que no debe dejar de alumbrar nuca, y me gustaría que todo el mundo se concienzara de una frase que dijo Edmund Burkf:
"Nadie comete el error más grande que aquel que no hace nada porque sólo podría hacer un poco".TODOS podemos hacer un poco que se convierta en un MUCHO GLOBAL que nos beneficiará a todos.